¿Por dónde empezar a crear una tarjeta de felicitación?

Actualizado: 13 sept 2020

Hola, soy Anabel y me alegra tenerte aquí.


La Primera Comunión de mi sobrino pequeño estaba programada para mayo de este año. Como muchos otros niños de España, la pandemia obligó a posponerla. ¡Llega al fin el día! Y es una gran ocasión para crear una tarjeta de felicitación. Voy a tomarla como ejemplo para daros una visión panorámica de mi manera de abordar mis proyectos de #cardmaking. Espero que al compartir cómo lo hago yo, os animéis a probar y compartir de vuelta qué tal os ha salido a vosotr@s.


Tarjeta de felicitación artesanal para niño
Empecemos por el resultado final

En la foto veis el resultado final, y me gusta empezar por ahí para animaros a vencer el miedo al 'lienzo en blanco'. Mi energía creadora (y creativa) se libera a medida que voy tocando los materiales y pensando en la cara de la persona que va a abrir el sobre y recibir la felicitación. Podría pasarte también a ti, incluso si piensas que esto 'no se me da bien' o 'no soy creativ@'. Si creas, eres creativo - creo yo ;-)


Para los que no queráis leer todo el post, os dejo un vídeo resumen de 1 minuto aquí:


 

¿Hace falta una papelería entera para crear esta tarjeta? Para responder, vamos como con las recetas culinarias: ingredientes y utensilios. Primero me gustaría ofreceros mi opinión sobre cuáles son las herramientas y materiales que convendría tener como base.


Empiezo por las herramientas. Tened en cuenta que éstas son las que yo tengo porque me gusta estampar y troquelar. Cada un@ tendrá su técnica preferida y quizá no le convengan estas recomendaciones al pie de la letra.

estriadora manual, cizalla plegable y base de corte auto

Otros utensilios que podrían resultar útiles son pegamento líquido, pinzas, cuchilla, rotuladores especiales,... y recomiendo que tengáis recipientes de cualquier tipo a mano para mantener el orden (desde que vi Ratatouille adopté el grito de guerra 'Keep your station clear!' - '¡Mantén tu área de trabajo despejada!'). A estos otros utensilios dedicaré un post futuro. La razón por la que lo menciono ahora es porque si acabáis con vuestra mesa hecha un desastre, luego os dará pereza recoger y será más difícil que os animéis a crear la próxima vez. Así que, mantened el caos a raya y preservad la cordura para que no decaiga el ánimo de volver a crear tarjetas.


Todas estas herramientas se usan con los siguientes materiales que yo recomiendo para alguien que se quiera iniciar en esta afición por primera vez.



A continuación os llevo paso a paso por el proceso de creación de la tarjeta de felicitación para mi sobrino en el día de su Primera Comunión.

 

El primer paso es preparar la base de nuestra tarjeta. Para ello me gusta emplear cartulinas blancas o de algún color neutro para permitirme jugar con el colorido en el fondo o en el punto focal.

En este caso he usado la guillotina, en vez de la cizalla, porque parto de un tamaño de cartulina de 8,5 pulgadas por 11 pulgadas que cabe bien en el modelo que tengo. La cizalla la reservo para papeles de gran formato, pues la mía es extensible.


El que os muestro es uno de los tamaños de cartulina más comunes que utilizan los aficionados a crear tarjetas en EE.UU. ya que, al cortarla por la mitad, permite obtener dos tarjetas típicas de 5.5 pulgadas por 4.25 pulgadas (tamaño A2).


Tomamos una de las mitades de la cartulina que hemos guillotinado y hacemos una estría a lo ancho, en la marca de la estriadora que indica A2 ó 4,25 pulgadas. Presionamos bien y con cuidado para no salirnos del surco de la estriadora, y repasamos la estría un par de veces para asegurar un buen doblez.


Tomamos la cartulina con la estría mirando hacia nosotros y doblamos alejando las solapas. La estría debe quedar hacia la parte exterior de la tarjeta. Reforzamos el doblez con la misma herramienta con la que hicimos la estría. Así la tarjeta quedará bien plana cuando se cierre.


Decidí tomar como fondo un par de papeles estampados de un juego cuya temática me parecía apropiada para mi sobrino. La ventaja de usar un juego es que no tienes que preocuparte de la paleta de colores - seguro que combinan entre ellos a la perfección.


Medimos los diferentes elementos (en mi caso medí además el ancho de la cinta adhesiva que iba a usar) y los formamos cortando con la guillotina. Esta herramienta nos permite obtener cortes muy limpios, rectos y precisos, por muy estrechas que necesitemos las tiras de papel.


Pre-sentamos (no en el sentido de exponer o introducir, sino de sentar de manera preliminar; los que alguna vez visteis Bricomanía me habéis entendido) los elementos del fondo sobre la base para ver cuánto sobrante debemos recortar. Damos la vuelta a la base y cortamos con tijeras lo que sobresalga (dar la vuelta a la tarjeta no es capricho - el corte no sale tan limpio si recortamos por el frente).


Tomamos los elementos de papel y colocamos cinta de doble-cara en la parte trasera, almohadillada en este caso (me gusta darle dimensión a mis tarjetas). Retiramos el papel protector de la cinta adhesiva y colocamos los elementos en su sitio sobre la portada de la tarjeta. NB: El papel parece otro porque el juego que estoy usando tiene papeles con diseños distintos en anverso y reverso.


A continuación, vamos a estampar el sentimiento (la frase que convierte la tarjeta en una felicitación - dentro de la tarjeta podremos escribir a mano cualquier dedicatoria que queramos para personalizar el mensaje). He elegido unos sellos de abecedario, para crear mi propio sentimiento en español. Estos sellos tienen la peculiaridad de que todas las letras enlazan perfectamente entre sí, como si fuera caligrafía.

Colocamos el sello sobre la base de metacrilato, a la que se pega temporalmente con mucha facilidad.


Entintamos bien cada sello y estampamos letra a letra sobre una guía trazada a lápiz que, después de secada la tinta, borraremos con cuidado. En otro post futuro os explicaré más sobre los tipos de sellos y las clases de tintas, y cuáles pienso que dan mejor resultado.


Llegados a este punto, os comento que es importante, para mantener los sellos en buen estado, limpiarlos después de cada uso. No es extraño que incluso los de mejor calidad acaben absorbiendo algo de tinta - pero si son de calidad, esta tinta no se traspasará a la siguiente superficie que toque. Con frotarlos con un paño de microfibra (porque no suelta pelusas) humedecido en agua es suficiente - aunque yo tengo una bayeta especial para sellos que me va muy bien.


Ya tenemos la base, el fondo y el sentimiento. Ahora vamos a crear el punto focal. Éste es el elemento destacado de la tarjeta. En mi caso, va a ser el nombre de mi sobrino y le he añadido un '#' para darle un toque desenfadado. He decidido aplicar la otra técnica que más me gusta, además del estampado: el troquelado. Tomamos unos troqueles, de abecedario también, y uno de los papeles del mismo juego que hemos usado para el fondo, pero de un diseño más liso para contrastar. Troquelamos las letras y las pre-sentamos sobre el fondo de plumas.


Para que las letras no se pierdan en medio de un fondo tan colorido, las adherimos con almohadillas adhesivas y así obtenemos relieve. Las colocamos de una en una, empezando por el extremo más cercano del borde. Así evitamos sorprendernos con que no cabe la última letra una vez que están ya adheridas las demás.


Si además queremos asegurar que el nombre no acabe torcido, colocamos como guía una regla 'T' formando un ángulo recto con el borde.


Finalizamos con unos toques personales (mientras me llega un sello con mi logo-firma, uso este sello prefabricado y firmo a mano), algo de brillo en el punto focal y abalorios para añadir un poco de interés.

¡Y chimpún! Aquí tenemos nuestra tarjeta.

Ahora a ver si le saco una sonrisa a mi sobrino :) ¿Qué os parece?


Os animo a crear vuestra primera tarjeta (o la siguiente, si ya sois aficionados). Me encantará ver fotos de vuestras creaciones. Si queréis, enviádmelas a crearabrazosdepapel@gmail.com y las subo a la web, o registraos y así podéis subirlas al Foro.


También estoy abierta a que me preguntéis y pidáis lo que queráis ver en el próximo post. ¿Explicaciones sobre materiales y herramientas? ¿Trucos y consejos? ¿Técnicas? ¿Muestrario de tarjetas? ¿Más tutoriales como éste? Decidme, que os escucho.


Gracias por la visita, y hasta pronto.

70 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo