Tarjeta con movimiento

¡Hola! Soy Anabel y me alegra tenerte aquí.


Está siendo un invierno blanco gracias a la #borrascafilomena y la semana pasada os compartí un par de tarjetas inspiradas en ella. Esta semana sigo con frío ;) así que, aunque ya se haya derretido la nieve en casa, os traigo un oso que está patinando sobre hielo (dichoso epílogo que nos han dejado las bajas temperaturas que siguieron a la nevada). Como dicen, a mal tiempo buena cara - y la de este oso es muy simpática. Aquí tenéis la tarjeta terminada:


tarjeta de felicitación hecha a mano con un oso en una ventana sobre la portada que da vueltas sobre sí mismo cuando se abre la tarjeta
tarjeta con movimiento

Lo singular de este diseño de tarjeta es que el punto focal (en este caso, el oso) da vueltas sobre sí mismo cuando se abre. ¡Como lo leéis! Esto es posible por las siguientes razones:


En primer lugar, el oso se estampa con dos sellos que producen la parte delantera y trasera del animal.

En segundo lugar, esas dos mitades quedan pegadas encima y debajo de un sedal que está sujeto a lo largo de una ventana que atraviesa la portada. Ese sedal es un hilo transparente que casi no se ve, por lo que engaña al ojo a creer que el oso está flotando sobre la ventana. Antes de meter la tarjeta en el sobre para entregarla, se 'da cuerda' al oso girando todo lo posible el punto focal hasta tensar el sedal. Entonces se cierra la tarjeta con el oso plano mirando hacia arriba, pero el sedal estará tenso (nada grave) y así permanecerá mientras la tarjeta esté cerrada, dentro o fuera de su sobre.


Cuando la persona que recibe la tarjeta la abra, la tensión del sedal se liberará y el punto focal dará vueltas sobre sí hasta perder toda su cuerda. Como complemento de este movimiento, que ya de por sí deleitará a cualquiera, en el interior de la tarjeta hay un mensaje que dice en inglés 'haces que mi corazón dé vueltas'. Una combinación perfecta de técnica, punto focal y mensaje.


Al final del vídeo tutorial veréis a qué me refiero:


En esta tarjeta empleo una segunda técnica, la de 'paper piecing', que consiste en aplicar papel estampado recortado a algún elemento del personaje. ¿Veis que la bufanda del oso no está coloreada con rotuladores, como los patines, sino que tiene el mismo estampado que la banderola de la portada? Es porque estampé la parte superior del oso sobre el papel estampado, recorté la bufanda sola, y la adherí al oso (por delante y por detrás). En esta entrada del blog veréis otra tarjeta en la que empleo esta misma técnica.


Los materiales y las herramientas que usé en esta tarjeta son los que considero básicos, así que no os los he listado esta vez. No obstante, aquí veréis otra entrada en la que explico cuáles son. La única excepción sería el sedal, que podréis encontrar con facilidad en mercerías. Si no, un hilo blanco (un poco resistente) os puede servir igual. Si vuestra base es oscura, quizá queráis probar con hilo negro en su lugar.


Si tenéis cualquier duda, escribidme un comentario al final del post o en el foro (para lo que os tendríais que registrar, si no lo habéis hecho ya, e iniciar sesión en este sitio web). ¡Me encantará leeros!


Os dejo unas fotos más de la tarjeta antes de irme.

Espero que os haya gustado esta técnica original y el diseño apto para quienes celebréis San Valentín. Admito que yo no lo celebro mucho, pero entiendo que habrá gente que pueda querer ideas para regalar algo singular en estos tiempos que corren.


Deseo que estéis muy bien y os agradezco mucho la visita. ¡Nos vemos en la próxima publicación!

130 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo