Pide un deseo

Hola, soy Anabel y me alegra tenerte aquí.


Este fin de semana os traigo una tarjeta de cumpleaños en forma de tarta, coronada con unas velas que invitan a pedir un deseo al soplarlas. Aquí os muestro cómo queda terminada:

tarjeta de felicitación artesanal con forma de tarta de cumpleaños multicolor coronada con velas y el mensaje 'make a wish' en la portada
pide un deseo por tu cumpleaños

Aunque utilizo materiales y herramientas que considero básicos (como os enumero en una de mis primeras publicaciones del blog), también introduzco unas herramientas que no os había mostrado antes. Aquí las tenéis:

rotuladores, tintas distress oxide y entintadores utilizados para crear la tarjeta de cumpleaños mostrada
tintas, entintadores y rotuladores

En este proyecto utilizo tintas 'distress oxide' en tres colores: mermaid lagoon (una especie de azul aturquesado), squeezed lemonade (un amarillo brillante) y picked raspberry (un tono rosáceo). Las tintas 'distress' se utilizan a menudo para técnicas de entintado, y la modalidad 'oxide' es más reciente y muy recomendable para principiantes porque resulta más fácil de aplicar que la fórmula original. Presenta propiedades que permiten una sólida cobertura, suave difuminación y fácil mezcla - por lo que son idóneas para crear degradados como el que utilicé para la tarta.


Los entintadores son unos mangos de madera con un velcro en la base, que permite acoplar una almohadilla de espuma. Con ella se recoge la tinta para su aplicación sobre la superficie correspondiente (en este caso, cartulina 'mixed media' que aguanta una buena cantidad de tinta y agua). Las almohadillas de quita y pon permiten tener solo un par de mangos (incluso únicamente uno, aunque tengo dos para mayor comodidad) y una almohadilla para cada color de tinta. Es importante que reservemos cada almohadilla para su color o, al menos, una familia de colores, para no ensuciar las tintas.


En el vídeo os muestro cómo aplicar la tinta con estas herramientas. Uso la técnica del difuminado, combinando los tres tonos en un degradado multicolor como un arcoiris. Estos tres colores son los que recomendaría para quien quiera empezar a experimentar con estas tintas, pues ofrece muchas posibilidades sin el desembolso que conlleva comprar cada uno de los colores disponibles. Si veis que os encantan, entonces podréis ir añadiendo colores a vuestra colección poco a poco.


Veréis que recojo la tinta de su recipiente y, antes de aplicarla al papel, elimino el exceso con unos toques sobre mi superficie de trabajo (que luego limpio fácilmente con un trapo). Al frotar suavemente y con poca cantidad de tinta, consigo una cobertura ligera que voy cargando de manera gradual. Así logro la cobertura que quiero, sin pasarme, y una mezcla tenue u oscura a voluntad.


Estas tintas (también las 'distress', aunque con menos intensidad) reaccionan con el agua, creando un efecto óxido que les da nombre. Provoqué este efecto salpicando agua sobre la superficie entintada y secando las gotas con un paño seco. En esta foto podéis apreciar dicho efecto sobre el bizcocho de la tarta:

efecto óxido sobre el 'bizcocho'

Una segunda herramienta, que ya introduje de puntillas en publicaciones anteriores, son los rotuladores a base de alcohol y de purpurina. Las profesionales de este gremio suelen tener rotuladores más sofisticados (y más caros, de gran calidad), pero como yo no soy ninguna experta coloreando prefiero no invertir mucho dinero en ellos. Así que me conformo con unos de marca desconocida y de bajo coste, que me saquen de un apuro con una gama de colores suficiente. Los de purpurina sí son de una marca reputada, y los tengo en tres tonos metálicos: plateado, dorado y cobrizo (el fabricante lo llama oro rosa). En este mini-vídeo podréis apreciar el brillo que dejan sobre las llamas de las velas (dorado) y sobre el glaseado de la tarta (plateado):

Además de estas 'nuevas' herramientas, quería contaros un truco para el sentimiento de la portada que veis de cerca en la foto siguiente:

troquel reciclado para el sentimiento de la portada

Sabéis que me gusta aprovechar materiales en mis proyectos. Este círculo lo troquelé de unas antiguas tarjetas de visita. El material es cartulina de alto gramaje, excelente calidad - y ya no sirven para nada (ya no trabajo en las mismas empresas, que encima han cambiado de nombre). Así que las guardo en un recipiente a mano y las usaré para mis tiras de sentimientos y troqueles pequeños como éste.


Finalmente os dejo el resto del vídeo tutorial:

No dejéis de suscribiros a mi canal de YouTube si queréis que publique más vídeos, así como darle al pulgar (hacia arriba por favor :)). Si me dejáis comentarios, aquí o en YouTube, prometo responder a todos. Para comentar en el blog, aseguraos de estar registrados o iniciar sesión si ya lo estáis.


Gracias por leer hasta aquí - se me ha alargado un poco este post :) Hasta la próxima y que tengáis una buena semana.

79 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo